El triunfo de las grandes

La actual crisis económica ha arrastrado a la industria nacional del porno a paralizar casi por completo los rodajes de nuevas películas y nuevas producciones, pero no es solamente en España, es el resultado de una crisis global. Un problema a nivel mundial, lo que pasa es que cada país tiene su proporción de crisis.

Además, esta crisis no afecta a todas las productoras nacionales por igual, mientras muchas se han caído del mercado, otras como IFG , Putalocura o Cumlouder, están rodando más que nunca. Desde IFG afirman que hay crisis para quien no se adapta a los nuevos tiempos ni le echa imaginación. “Si se hacen bien las cosas, no hay crisis. El número de productoras no ha bajado, algunas de las antiguas han desaparecido, pero han surgido nuevas con gente muy preparada”.

Actualmente en el panorama nacional existen diez productoras porno. Tres de ellas son las principales productoras que mueven el 90% del mercado. Son: Puta Locura en Madrid, Cumlouder en Asturias e IFG en Barcelona. Una cuarta importante podría ser Kemako de Sitges. Las otras seis productoras apenas mueven dinero. Cumlouder e IFG son las dos productoras que mayores ingresos sacan en Internet. Todas las demás a través de DVD.

En estos tiempos, en las productoras serias se tiene que rodar más que nunca para que la gente se abone y renueve sus suscripciones en las webs. Además, se requiere de más personal interno que antes: montadores, programadores, diseñadores, etc.

International Film Group (IFG) lleva cerca de 30 años trabajando en el sector del porno. Empezó siendo una distribuidora de películas en los formatos tradicionales de VHS hasta que comenzó a distribuir mediante DVD. Con el tiempo comenzaron a introducirse en la distribución de películas porno y hoy en día tienen más de 3.000 películas en su catálogo. Un buen día decidieron comenzar a producir sus propias películas porno y consiguieron posicionarse como una de las empresas más punteras del sector a nivel nacional y europeo. Sus producciones han ganado numerosos premios Ninfa y pueden presumir de tener el único AVN que ha conseguido el cine porno español con la película Hot Rats.

Además, llevan un montón de productoras, y distribuyen por diferentes medios, por web, por televisión, por DVD, por móvil, y vende sus derechos al extranjero.

El actor y productor, Max Cortés, afirma que ahora mismo “la cosa está jodida para unos, y de puta madre para otros” y como se suele decir en estos casos, “a río revuelto, ganancia de pescadores”. El porno se ha reinventado siempre y se ha ido adaptando a la propia sociedad y a las nuevas tecnologías. Se pasó del cine a VHS y ya en esa época se pensó que el porno se acababa. Se pasó de VHS a DVD y pensaron que era el fin. Del DVD se ha pasado a Internet, y hay quien dice que ya no hay nada más que hacer. Ahora, de Internet a los móviles, y se seguirá sobreviviendo. Muchas empresas se han quedado en el camino.

Pienso que la situación actual es que los que se han sabido adaptar o los que están haciendo el proceso de adaptación a Internet o a los móviles seguirán haciendo negocio. Los que han nacido con esta tecnología y ya la controlan, sabrán hacer negocios. Los que no, deberán dedicarse a otra cosa”, ha señalado el actor porno.

Desde hace diez años y sobre todo desde los últimos cuatro últimos, el 90% de lo que se rueda son escenas sueltas para sacar por internet, bien pagando por sms por cada escena o bien con un alta con visa en la web que te interese, pero por escenas sueltas”, destaca el actor, productor y director, Bruno Spain. Es decir, no son películas, sino escenas concretas de una tématica (chicas pilladas, bukkakes, faciales, anales, sólo masturbaciones, chicas con lencería, sexo en exteriores). No tienen ni guión ni historia alguna. Esto se llama ‘gonzo’ , donde la actriz reconoce la presencia de la cámara y se dirige a ella, mira hacia ella y pone “cachonda a la cámara” que es quien la mira. Sucesivamente el consumidor se bajará la escena. Este el porno que que hace el 90 % de la gente ahora para Internet.

Max Cortés piensa que se tienen que seguir dos caminos para salir de la crisis. Por una parte afirma que se trata de un proceso de adaptación, primero a “nivel legal”, por lo que hay que legislar. “Internet es un saco donde se hace casi lo que se quiere y las leyes van un poco por detrás”, ha indicado el actor. Y por otra parte, hay que adaptarse a las nuevas vías de distribución en Internet y el móvil.

En el móvil esta casi todo controlado porque casi todo tiene que pasar por las operadoras, y esta gente no se anda con tonterías y todo lo tienen muy blanco y muy legal”, y ha añadido que “hay que jugar limpio y de manera legal a la hora de distribuir los contenidos”, ha dicho.

Max Cortés siempre ha intentado producir contenidos por los que él mismo pagaría. El problema es que actualmente hay  muchos contenidos “gratis” y para que alguien pague por ver porno tiene que ser de muy buena calidad, y con un contenido muy específico para esa distribución.

En EEUU se rodaban 11.000 películas al año y ahora sólo se ruedan 5000. En España se hacían 50 y ahora se hacen 3. Luego está el tema de Internet a nivel fraudulento. Todo el mundo se baja las películas gratis. España es el primer país en descargas ilegales en el mundo, sólo superados por China. España está en todas las listas negras a nivel internacional. Y ya no hablamos del porno, hablamos del cine tradicional. Las grandes productoras americanas, la Wagner, la MGM, o la Disney, son las primeras que dicen que hay un grave problema en España, pero por el tema fraudulento.  “Contra lo que no podemos luchar es contra alguien que te lo está dando gratis”, afirman estas productoras. Pero según añaden fuentes de estas productoras, “va a salir una ley europea. Ya lo están haciendo en paises como Francia o Inglaterra,  y aquí ya han amenazado de que como no se pongan a ello van a tener problemas. Y el problema aquí es que el gobierno español, por intereses con las compañías telefónicas, están un poco parados”.

La película más cara de la historia la rodó IFG en el año 1996 y costó cerca de 250 mil euros. Se trata de ‘Torero’, una película rodada en Madrid que contrató a Rocco como protagonista.

Otra opción de esta paralización de nuevos rodajes, según la productora Cumlouder, se debe a que “las empresas que manejaban todas las producciones en el pasado, no han sabido adaptarse a las nuevas tecnologías, y hacer un producto de calidad”.

Para IFGla crisis no es actual. De siempre hemos ido por delante del mercado. Nosotros trabajamos con los americanos desde hace 26 años y no es que seamos más listos o más tontos. Lo que hacemos es un poco copiar lo que hacen ellos. Nosotros ya sabíamos que internet era el futuro y hemos apostado por ello y en eso estamos: internet y las nuevas tecnologías como es la telefonía, las iptv, las televisiones nuevas, o la tdt. Intentamos estar en todo, lo que pasa es que bueno, la dificultad es esa. Si tú puedes hacer mucho, pero tienes a alguien al lado que te lo da gratis es más complicado. No puedes hacer lo que hacíamos antes, gastarte en una película x dinero. Ahora rodamos para internet. Es adaptarte al momento. Bajar gastos. En nuestro caso no es así, porque cada vez tenemos más gente y necesitamos gente muy preparada para nuevas tecnologías, y de momento ahí estamos”.

La productora IFG  está en todas las posibles áreas de negocio donde se pueda vender una película para adultos. Siguen sacando DVD´s, siguen trabajando en la venta por correo, en los kioskos, en la telefonía, en internet, en los iptv, están en todos lados donde se pueda vender una imagen para adultos.

Internet en la industria del porno es una ventana más de venta. Quizás con el tiempo se convierta en la principal arma de venta, y muchas productoras lo saben. Cuando casi nadie sabía lo que era internet,  IFG ya estában metidos en el tema. “Es un sistema que hemos tardado más en desarrollar, debido a que estábamos más enfrascados en el DVD o en la venta a televisiones”. Ahora reconocen que ha sido un error, porque deberían haber estado desde el primer momento atacando internet. Advierten que van a estar al mismo nivel que los americanos y que van a hacer lo que ya están haciendo Blazzers y Bang Bros y compañías similares, ya que  eso va a ser el futuro.

 Internet no es el enemigo de nadie. Abre una gran posibilidad para vender, para distribuir, y para promocionarse, que antes no teníamos, aunque también hay que decir que Internet ha sobresaturado el mercado”, esta es la opinión de Max Cortés al respecto. Antes era imposible que actores como Max generasen su contenido y lo distribuyesen.

Mientras los directores y productores que siguen necesitando a las distribuidoras para que les hagan la promoción antes tenían la televisión y el DVD, ahora tienen las redes sociales Facebook y MySpace, que les permiten hacer promoción y generar visitas. “Lo más importante que ha pasado con Internet, es que antes yo rodaba una película y no tenia ni idea de quien veía esa película y lo que le había parecido. Ahora hago la película o el contenido, y tanto si al cliente le gusta o no, me mandan un correo electrónico o entran  en el Facebook y me dan su opinión”, concluye Max Cortés.

 

 

 

Comments
One Response to “El triunfo de las grandes”
Trackbacks
Check out what others are saying...
  1. […] definitiva, en la industria española del porno no se mueven millones de euros, quizás un millón de euros facturado por año sí, si juntamos todas las productoras porno en […]



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • Categorías

A %d blogueros les gusta esto: